Conoce qué medicamentos hay que evitar si vas a conducir

De acuerdo a CONASET, hay varios fármacos de uso común que están contraindicados con un buen manejo. ¿Cuáles son? Acá te contamos.

La automedicación es uno de las problemáticas más comunes en Chile. De hecho, el 15 % de los fármacos vendidos en el país son de adquisición libre y, al ser considerados “inofensivos”, se ocupan sin supervisión médica.

Según estudios realizados por el Centro de Información Toxicológica de la UC, los medicamentos más consumidos en el país son analgésicos, antihistamínicos, antidiarreicos y ansiolíticos, que pueden ocasionar graves daños a la salud, en caso de uso indiscriminado.

A tal punto ha llegado el problema de la automedicación, que entre 2016 y 2017, los fármacos fueron primera causa de intoxicación en el país con un 58 %, por detrás de los útiles de aseo con 18 %.

¿Qué hacer? Según los expertos hay que tener conciencia que los medicamentos son sustancias ajenas al cuerpo, que significan un peligro para quienes abusan. “Las personas suelen asociar los fármacos con la solución a un problema y, por tanto, con un bajo riesgo. Incluso el nombre lo dice: a los medicamentos se les llama ‘remedio’”, afirmó Lorena Silva, química farmacéutica del CITUC.

Así, por ejemplo, es frecuente escuchar que, cuando a una persona le duele la cabeza, la reacción instantánea de quienes lo rodean es ofrecer un fármaco, aunque sea “paracetamol” o “una aspirina”.

En el caso de quienes conducen vehículos habitualmente, el consumo de medicamentos sin prescripción médica es todavía más riesgoso. “Hay que tener en cuenta los efectos que pueden causar ciertos fármacos en algunas funciones, como la conducción”, explicó Silva.

De acuerdo al Libro del Nuevo Conductor de CONASET, hay varios fármacos que están contraindicados para quienes manejan vehículos, aun cuando han sido recomendados por un especialista médicos.

Los antihistamínicos, recetados para el tratamiento de alergias, es uno de los más problemáticos de compatibilizar con la conducción. Actualmente existe una amplia variedad de estos medicamentos y no todos producen los mismos efectos secundarios.

Sin embargo, según CONASET, conducir bajo los efectos de antialérgicos constituye un riesgo similar al que si manejara con 0,5 g/l a 0,8 g/l de alcohol en la sangre. Es decir, sería como conducir en estado de ebriedad.

Por su parte, los psicofármacos, recomendados para el tratamiento de la depresión, trastornos del sueño o ansiedad, también son considerados incompatibles con la conducción. Según los especialistas, los ansiolíticos, sedantes o hipnóticos disminuyen la activación del cerebro e inducen al sueño, por lo que es recomendable dejar el volante si se está con tratamiento psiquiátrico.

Otro grupo de fármacos que ocasione problemas al conducir son los neurolépticos o antipsicóticos, que podrían provocar sueño e incluso baja de la presión arterial.

En cualquier caso, además de tomar las precauciones necesarias, los expertos aconsejan contar con un seguro de auto, que permita cubrir los gastos médicos y de reparación, en caso de algún accidente.

Antes de contratar algún seguro en línea, es recomendable informarse sobre las pólizas, deducibles y garantías de cada producto. Para hacerlo, es posible ingresar a EstoySeguro.cl, una corredora de seguros en línea que reúne la oferta de las mejores aseguradoras del país y permite cotizar tus seguros en tan solo unos minutos.

“Es importante comparar, dado que los seguros automotrices varían entre una compañía y otra. Para elegir, recomendables ingresar a nuestro sitio web, donde podrán conocer qué ofrece la aseguradora, en base al historial del conductor y del auto a asegurar”, afirmó ”, comenta Juan José Santa Cruz, gerente general de EstoySeguro.cl.