Las invenciones más raras de la época pasada

La inventiva no solamente es de ahora, sino desde años pasados. El ingenio fue explotando a través delas necesidades que iban aconteciendo y así fue como nacieron fusiones de objetos para ir complementando las tareas normales que un humano realiza a diario, haciéndolas más fáciles, productivas y entretenidas.

Hace más de cien años, soñar con televisiones en tercera dimensión, tablets como el iPad  o visualizar dispositivos como los GPS, parecía un sueño y una realidad sólo posible en la literatura de ciencia ficción.

El poder de crear siempre ha estado presente en el inconsciente de las personas y muchas veces estas creaciones pueden ser muy raras, sobretodo en el pasado, cuando los recursos materiales no existían como ahora, la creatividad era aún mayor.

A continuación dejaremos las invenciones más extrañas de épocas pasadas, que ahora en el presente igual serían de gran utilidad.

Una bicicleta familiar con máquina de coser incluida (1939)

Desde épocas memorables, la familia siempre ha sido lo más importante para la gran mayoría de las personas, es por ello que está bicicleta parecía unir a todos los integrantes de la familia para un paseo.

Parece un tanto machista este invento, ya que los niños y el padre mientras disfrutan del paseo, la madre va cosiendo. Cabe destacar que en años pasados la mujer era visualizada como un instrumento para cumplir las labores domésticas del hogar y no podían alejarse de eso.

Siempre ha sido importante la unión familiar y es por ello que esta creativa bicicleta fue un modelo para ir avanzando y en la actualidad hay múltiples variedades de bicicletas para la familia.

bicicleta

Un sombrero con radio integrado (1931)

Este invento fue la primera radio portátil del mundo.

A principios del siglo XX, las personas dedicadas al desarrollo de nuevas tecnologías, buscaban experimentar con diferentes tipos de gadgets, así como aparatos que facilitaran la vida de las personas, y fue así como se llegó a la fantástica invención de la radio portátil, la cual se ubicaba en un sofisticado sombrero.

El avance tecnológico de esta invención se puede ligar a lo que hoy se conoce como el iPod o el mp3, se puede escuchar música sin cargar una pesada radio, teniendo en cuenta que en esos años las radios eran de gran tamaño y muy pesadas.

sombrero con radio

El cigarrillo paraguas (1954)

Robert L. Stern inventó un porta cigarrillo que tenía un paraguas a lo largo del papel para evitar que se apagara. De esta manera se suponía que podrías prender tu cigarro en cualquier tipo de clima.

Los fumadores argumentaban que era un artículo sumamente ridículo, ya que ellos no necesitaban cuidar su cigarro de la lluvia, pues fumaban bajo techo y en lugares donde no se pudieran mojar en lo absoluto. Además, les parecía poco varonil. A las mujeres les causaba gracia. Extraño, pero no se puede negar su efectividad e ingenio.

Cigarro

Máscara para curar la resaca (1947)

Al parecer la resaca ha sido un problema que traspasa cualquier siglo y siempre se ha querido lograr una cura para ese malestar y el siglo XX no fue la excepción a este problema.

En Estados Unidos, fue diseñada una máscara que pretendía disminuir la fricción de la cara producida por las desveladas y el consumo de alcohol. A esta se le llamó “la máscara contra la resaca” y fue diseñada por Mas Factor. Este invento consistía en una especie de protector de hule al que se le colocaban cubos de hielo en diferentes “puntos estratégicos” de la cara.

Este artefacto fue diseñado originalmente para las actrices de Hollywood, quienes luchaban contra la resaca horas antes de filmar; sin embargo, el diseño era poco funcional. Su fracaso fue rotundo y hoy se considera como uno de los inventos más ridículos de la historia.

resaca

Chalecos salvavidas hechos con cámaras de bicicleta (1939)

En Alemania, se ideó utilizar llantas de bicicleta amarradas al cuerpo para aprender a nadar de manera segura. El aire dentro de estas cámaras ayudaba a flotar a la personas, impidiendo que se ahogaran.

Tiempo después, se fue mejorando la tecnología, haciendo prendas más cómodas y útiles en situaciones de emergencia.

chalecos salvavidas

Máscara para la ducha (1970)

Este invento fue diseñado para aquellas mujeres quienes no querían maquillarse dos veces, así evitaban el agua en su cara al bañarse cubriéndose con la máscara de plástico.

El argumento principal fue que la falta de tiempo para arreglarse era una preocupación a la hora de salir a fiestas o al trabajo, por lo que la mascarilla solucionaría ese problema y ahorraría horas de laborioso maquillaje.

El producto fracasó poco después, ya que se consideró como algo muy antihigiénico e incómodo de usar. Aunque pareció ser una buena propuesta para la practicidad de mujeres trabajadoras, la mala fama lo llevó a un rotundo desuso.

máscara ducha