La tecnología más extravagante de la CES 2015

En la última edición de la CES 2015 (Consumer Electronics Show) se mostraron muchas novedades tecnológicas en el ámbito de la electrónica, los smartphones y los videojuegos. Pero a pesar de que las grandes marcas siempre se roban la atención mediática por sus grandes anuncios, los pequeños desarrolladores, muchos de ellos salidos de proyectos de Kickstarter también aprovechan esta feria para hacer el lanzamiento de sus artilugios innovadores. De ellos, mostraremos los más llamativos que se presentaron en enero de este año en Las Vegas.

MeloMind

CESÚltimamente se ha dado un aumento en la demanda de equipos domésticos de electroencefalografía, como una manera de monitorear y entrenar nuestros cerebros en casa. Uno de estos es MeloMind, que promete ayudar a los usuarios a manejar de mejor manera el estrés. Para hacerlo, proporciona sesiones de 15 minutos de música especialmente diseñada para ello.

MeloMind estuvo en vitrina en el Weareble Technology Show de Londres, junto a un aparato similar: el cintillo Muse. creado por InterAxon. La diferencia radica en que este último pretende aumentar el nivel de concentración de sus usuarios, mientras que MeloMind simplemente busca ayudarlos a relajarse.

El aparato comprende un casco ajustable que se conecta a una aplicación de Smartphone disponible en equipos Android y también iOS, a la que se enlaza vía Bluetooth. El casco contiene sensores que detectan la actividad eléctrica del cerebro de la persona, desde donde se puede deducir su estado de ánimo. Luego, mientras están con el casco puesto, deben conectar audífonos a su dispositivo móvil y cargar la aplicación.

MyBrain Technologies, la compañía detrás del desarrollo de MeloMind, indica que las sesiones pueden ser cortas, de tres minutos inclusive pero lo ideal es que sean de 15 minutos. Para cada sesión, los usuarios pueden seleccionar un ambiente auditivo desde un catálogo de distintas opciones y luego son guiados a través de un proceso de relajación. El ambiente auditivo escogido reacciona al estado de ánimo de la persona, volviéndose más y más calmado a medida de que el usuario se relaja.

El uso de este tipo de retroalimentación neurológica pretende ayudar al cerebro a evocar ciertos estados, en este caso uno de relajación, con mayor eficiencia. MyBrain ha declarado que el uso repetido del aparato puede entrenar al cerebro como un músculo para manejar de mejor manera el estrés a largo plazo. Una vez que cada sesión se ha completado, la aplicación le permite al usuario ver su desempeño cerebral y compararlo con sesiones anteriores, para que pueda establecer la evolución del comportamiento de su cerebro y la rapidez con la que ha llegado al estado de relajación óptimo.

 Belty

CES2Es muy común que después de una comida contundente te sea difícil abrochar el cinturón con facilidad, incluso es posible que no puedas volver a cerrarlo hasta pasadas unas horas, produciendo gran incomodidad. Para resolver esa problemática doméstica nace Belty, desarrollado por la empresa francesa independiente Emiota, un cinturón inteligente que automáticamente se ajusta durante el día, dependiendo de cuánto se haya comido o cuánto ejercicio hayas realizado para compensar esa absorción de calorías. Por supuesto, también incluye un registro de tu salud en general  y te alienta a levantarte cuando considera que has estado sentado mucho tiempo.

Dando por sentado que la medida de tu cadera es un indicador importante de la salud de la persona, Belty ha sido equipado con pequeños sensores, un acelerómetro y un giroscopio que le permiten determinar cuánto te has movido y cuando necesitas estar más activo. Para registrar toda esta información, se conecta con una aplicación móvil que traslada los datos obtenidos durante el día a una tabla, para  luego devolver sugerencias dependiendo de cuantas veces se ha ajustado el cinturón en ese lapso de tiempo.

Dentro del Belty hay una serie de motores que expanden y retraen la estructura basada en la medida inicial de la cintura del usuario, por lo que de todas maneras es un accesorio que puede ser comprado una vez y ser utilizado por varios años.

De momento, existe sólo el prototipo presentado en la CES, el cual es de metal  lo que se asume que se sentiría un poco pesado de llevar. Por otra parte, también se ha definido al Belty por parte de sus desarrolladores como un producto de alta gama, por lo que es posible que al salir al mercado tenga un precio elevado, aunque no hay nada establecido aún respecto del público objetivo al que apuntarán.

 Tao Chair

CES3En todo el mundo, la mayoría de las personas no están en forma, debido a que el tiempo es esencial a la hora de planear un programa de ejercicios. La mayoría de nosotros nos levantamos, vamos a la universidad o a trabajar (o ambos) y luego de la jornada llegamos a casa sin siquiera el menor intento de hacer un poco de ejercicio, lo que a largo plazo es un desastre en nuestro organismo. La compañía Tao Welness ya había presentado anteriormente la Tao WellShell, que es un dispositivo portable que registra y sugiere ejercicios para realizar en todo momento y en cualquier lugar. Siguiendo esa línea de desarrollo, ha traído un artículo que permitirá a las personas ejercitarse sin siquiera levantarse de sus sillas. De una, en específico: la Tao Chair, cuyo lema es convertir la sala de estar en un gimnasio que la gente sedentaria también pueda usar.

La Tao Chair tiene la forma de una silla estilo Eames, pero con sensores de salud a lo largo de su estructura. Cuando la persona se sienta en ella, puede acceder a una serie de ejercicios usando los reposabrazos. Con la fuerza suficiente, puede hacer flexiones, fuerza de brazos y piernas, todo dependiendo de en qué lugar de la silla ponga sus brazos y piernas. En el reposabrazos de la derecha tiene una pantalla que muestra cuantas calorías se han quemado mientras se ha estado en la silla y el historial de rutinas realizadas, que también puede ser registrado por una aplicación disponible para Android, iOS y Windows Phone. También se puede combinar su uso con la Tao WellShell.

Tao no pretende que la silla se convierta en un reemplazo de una rutina de gimnasio real. Aún será necesario levantarse y hacer algo más para que los beneficios del ejercicio sean completos, pero al menos puede suponer el empuje que algunas personas necesiten para salir del peligroso sedentarismo.